Texas Holdem Plus

Poker shorthanded limit - Póquer con límite en mesa corta
Sitio de la red de Poker10.com

poker10

Selección de mesa y asiento

  • Buscar la mesa más adecuada. Para ello tenemos dos opciones, igualmente válidas e interesantes:
    • Tratar de encontrar la mesa más favorable para nuestro estilo (teniendo en cuenta el porcentaje de jugadores en el flop y el tamaño medio de los botes; datos que aparecen en el lobby de la cada).
      • En microlímites (hasta 0.5-1), podemos elegir entre dos opciones, en función de nuestra estrategia de juego:
        • Si queremos jugar tight-agresivo, yo recomiendo entrar en mesas en las que entre un 45-55% de los jugadores vean el flor y no sean excesivamente agresivas, es decir, que la media del tamaño de los botes esté entre 6 y 8 big bets.
        • Si queremos “jugar a la pesca”, es decir, aprovechar nuestro nivel de juego para ver muchísimos flops y sacar el dinero a los jugadores ultra-loose y calling stations, entonces, podemos buscar mesas que  tengan valores superiores a los indicados en el caso anterior. Jugar tight agresivo en estas mesas puede salir muy bien o muy mal, ya que podemos ganar botes grandes y también perder manos increíbles ante jugadores que buscaban cartas milagrosas. Los peces son así: siempre buscan el milagro, amparados en la suerte del principiante.
      • En límites superiores a 1-2, los jugadores ultraloose no son tan frecuentes en las mesas, por lo que encontrarlos es una buena opción. En mesas llenas de tiburones, serán poco más que un aperitivo. La lucha por su dinero será feroz. Nuestro estilo de juego será tight-agresivo, por lo que tendremos ventaja en mesas con una ratio de players/flop superior al 40%.
    • Utilizar la opción de búsqueda de peces (que tienen salas como Party o Poker Stars, entre otras) para localizar los jugadores marcados como flojos y esperar a tener hueco en sus mesas. Si la sala no ofrece la opción de marcar a los buddies, es muy rentable apuntarlos en cualquier otro sitio. Si ya sabemos que un jugador es malo, ¿por qué no vamos a aprovechar esa información?
  • Jugar en varias mesas simultáneamente (en dos como mínimo); aunque se puede perder algo en el conocimiento del rival, es más rentable y permite equilibrar resultados negativos provocados por la probabilidad. Si queremos jugar de esta forma, hay dos factores que nos serán de gran ayuda:
    • Contar con un monitor lo suficientemente grande como para poder ver las mesas abiertas en toda su extensión.
    • O, al menos, jugar en salas que tengan la opción de traer al primer plano las mesas en que nos toque actuar.
  • Seleccionar el asiento (si es posible):
    • Sentarnos inmediatamente a la izquierda del peor jugador de la mesa, para beneficiarnos de sus errores pre-flop (actuaríamos justo después de él).
    • También puede ser interesante sentarnos dos lugares a la derecha del jugador débil, para atacar sus ciegas (en el button si está en el gran ciego).
    • En cuanto al rival más fuerte, yo intento sentarme justo enfrente de él, para interferir lo mínimo posible en la lucha por las ciegas y equilibrar las ventajas posicionales.
    • Si vamos a utilizar una estrategia de juego tight-agresivo, puede ralentizar nuestro ritmo de ganancias el hecho de tener justo a nuestra izquierda a un jugador ultraloose. Yo siempre prefiero tener dos tight a mi izquierda (para robarles las ciegas con comodidad) y a los ultraloose a mi derecha, para jugarles con ventaja posicional y hacerles pagar con mis manos buenas.
    • En cuanto a los jugadores agresivos, yo prefiero tenerlos a mi derecha, ya que de esa forma, no tendrán la ventaja añadida de la posición tras el flop.
  • Seguir jugando en una mesa en la que no estamos cómodos es un error muy grave. Si un jugador está dominando la mesa o su estilo nos resulta muy incómodo, no hemos de esperar a perder 20 big bets. Es mejor que nos levantemos y busquemos un asiento libre en otra mesa más proclive a nuestros intereses. No es necesario retar a estos jugadores. Hay muchos peces repartidos por las salas de poker, dispuestos a pagarnos las vacaciones. Un buen momento para salir de estas mesas que nos incomodan es tras un aguijonazo, es decir, justo después de ganar un bote que nos hace reducir casi a cero nuestras pérdidas, entrar en positivo o conseguir alguna ganancia, aunque sea pequeña.


 

Para mí el póquer es un deporte y un entretenimiento. Si crees que puede convertirse en una enfermedad, por favor, ¡huye!
¡No a la ludopatía!

© 2007 HASTOPLAY.COM todos los derechos reservados.